0

Existe un método infalible para medir la felicidad de un niño o niña, sólo tienes que echar una miradita a su calzado para darte cuenta de cómo está viviendo su infancia. Justo en ese momento vivimos en nuestras carnes las dos caras de una misma moneda. Por un lado, los padres se alegran de ver a los peques de la casa corriendo por los parques, jugando con los amigos o pisando charcos. Pero en la otra cara de la moneda, temes el momento de la vuelta a casa y empezar a limpiar las zapatillas sin estropearlas. Este temor se acrecienta si son zapatillas de piel.

Respira, desde Cocotier te vamos a dar unos sencillos trucos para que los zapatos infantiles de cuero luzcan siempre como recién salidos de la zapatería.

Paso a paso

Primer Paso: ¡Fuera los cordones!

En el caso de que las zapatillas tengan cordones, lo primero que se debes hacer es deshacerte de ellos. De esta forma podrás limpiar la superficie del calzado con mayor facilidad y eficacia.

Segundo Paso: Quitar la suciedad superficial

Hazte con un cepillo de cerdas suaves, te aseguramos que se va a convertir en tu mejor aliado y no sólo para limpiar zapatillas de piel, también puedes emplearlo en zapatillas de lona.

Cepilla en diferentes direcciones ejerciendo una ligera presión, lo que conseguimos es quitar el polvo o barro que se encuentra en la superficie.

Tercer Paso: Frota el calzado con un trapo seco y limpio

Frota las zapatillas con un trapo seco, a ser posible de algodón. Después, unta el trapo generosamente con una crema incolora de calzado, o con crema hidratante corporal. De esta forma eliminarás manchas e hidratarás profundamente la piel de tu calzado, evitando descamaciones.

Cuarto Paso: Deja que la piel se seque por completo

Deja las zapatillas en un rincón de la casa donde corra el viento y, muy importante, a la sombra. No se te ocurra ponerlas en espacios de calor como estufas o secadores, el cuero podría llegar a estropearse con grietas y pérdida de color.

Quinto Paso: Guarda tu calzado de piel fuera de su caja

Una vez que el zapato ya está limpio y completamente seco, guárdalo en un lugar fresco. Este pequeño gesto ayudará a alargar la vida de tus zapatillas.

Leave a Reply