0

Pese a lo que en un principio puedas pensar, limpiar zapatillas blancas no resulta tan difícil como parece. En primer lugar, desde Cocotier recomendamos mantener las zapatillas blancas lo más limpias posibles en el día a día. Ese mantenimiento diario va a repercutir luego en la durabilidad de las mismas. Para limpiarlas diariamente, lo más conveniente es hacerlo con un paño húmedo o una toallita.

 

Limpiar zapatillas paso a paso

En el momento en el que las zapatillas de tus peques estén más sucias o por lo menos una vez a la semana, deberás prestarle más atención a la limpieza.

  • El primer paso que debes realizar es quitar los cordones y las plantillas para lavarlos por separado.
  • Posteriormente, en un bol o en un vaso, mezcla agua con un poco de detergente para lavar la ropa. Para aplicar la mezcla del agua y jabón se puede utilizar un paño suave o un cepillo de cerdas suaves, como uno de dientes. La ventaja del cepillo es que llegará a cualquier rincón y borde de la zapatilla.
  • Para finalizar, con un paño limpio y húmedo, quitaremos el exceso de jabón y la suciedad. Si vemos que aún ha quedado alguna mancha, repetiremos el paso anterior. Por último la zapatilla también la dejaremos secar al aire sin que le de el sol directamente y sin que esté cerca de una fuente de calor.

Cómo limpiar los cordones y plantillas

Para limpiar los cordones de las zapatillas tenemos varias opciones. Por un lado lo podemos hacer con agua y detergente en el lavabo, pero si lo que quieres es tener menos trabajo puedes meterlos en una bolsa de tela o malla para la lavadora.

En el caso de la plantilla sí que la debemos lavar a mano, ya que corre el peligro de deshacerse. Utilizaremos para ello un cepillo de dientes con agua y jabón. De esta manera podremos quitar todas las bacterias de la plantilla. Finalmente, las dejaremos secar al aire. ¡Ojo! Que hasta que no estén completamente secas no hay que ponerlas de nuevo en la zapatilla.

Leave a Reply